Qué hacer en San Pedro de Atacama en 3 días

Viajes

Chile ha sido escogido por Lonely Planet como el mejor país para viajar en 2018. En Overke nos adelantamos un poquito y visitamos de nuevo el país este pasado diciembre. Entre otros destinos chilenos visitamos San Pedro de Atacama, un pequeño pueblo situado cerca del Desierto de Atacama que se ha mantenido en un ambiente geológico y climático hostil durante décadas. Aquí te sugerimos qué hacer en San Pedro de Atacama.

Antes de entrar en materia con las cosas que hacer en San Pedro de Atacama en 3 días (que son los días que estuvimos nosotros) vamos a explorar las vías que hay para llegar allí. Lo más común es viajar desde Santiago de Chile en avión hasta Calama. Hay varios vuelos diarios (unos 9 con LATAM) hasta la ciudad minera de Calama con diferentes aerolíneas, las más usadas son LATAM y ahora también SKY, una low cost que opera en Chile.

Nosotros escogimos la opción de LATAM. Es un vuelo de 2 horas y pocos minutos operado en un Airbus 320-200. Si algo sueles encontrar en LATAM son aviones nuevos por lo que el viaje fue bastante agradable.

Cómo llegar a San Pedro de Atacama desde Calama

Una vez en Calama, hay tres opciones para llegar hasta San Pedro, todo depende de cuánto quieras gastar o de las ganas que tengas de conducir. Puedes alquilar una ‘pick up’ con GPS incluido que te llevara a San Pedro en unos 45 minutos. Contratar un ‘transfer’ grupal en furgonetas de unas 9 personas por unos 25 euros por persona y también hay autobuses, más baratos pero también más lentos. Escogimos el transfer con la empresa Transfer Pampa y el trayecto fue estupendo. Una furgoneta moderna bien climatizada y un conductor muy profesional. Te dejan directamente en la puerta de tu alojamiento (tienes que dar este dato al reservar). Había más empresas de ‘transfer’, no las probamos, pero todas tenían más o menos la misma pinta.

Alojamiento en San Pedro de Atacama

Opciones de todos los precios

Una vez en San Pedro de Atacama tienes un gran abanico de opciones para alojarte. Desde hostales hasta hoteles de súper lujo. Nosotros optamos por un hotel que tenía más de 9 en Booking y que costaba unos 150 euros por noche. El Hotel Pascual Andino. La habitación era espectacular, con una ducha con techo translúcido y un patio privado ideal para ver las estrellas por la noche. También tenía una pequeña piscina pero no nos dio tiempo a usarla. Por la mañana había un desayuno de ‘buffet’ justito pero completo que además podías complementar con platos hechos a base de huevos que te cocinaban en el momento: fritos, revueltos, etc.

Si tienes excursión muy temprano por la mañana, este hotel y por lo que vimos casi todos los demás, te preparan una especie de bolsa de supervivencia con un sandwich, un snack, una fruta y alguna bebida.

El baño y la habitación del Hotel Pascual Andino.

Qué ver en San Pedro de Atacama en 3 días

Los tours o excursiones son probablemente la principal actividad económica en San Pedro. La calle principal, que se llama Caracoles, está llena de agencias que venden tours. Casi todos son parecidos y como todo en la vida la diferencia entre unas y otras es el precio, la pinta, la impresión que te dan… Es cosa de meterse a TripAdvisor y echar un ojo a todas. Nosotros contratamos con Turistour. El precio era un poco superior pero nos atendieron mejor que en otras y nos encajaron todo lo que queríamos ver en 3 días con un buen descuento (siempre pedir descuentos en los tours). Antes de decirte qué es lo que vimos vamos a empezar por lo que nos quedó pendiente y nos hubiese gustado hacer: Las Termas de Puritama (donde te puedes bañar). Y ahora lo que sí visitamos.

Día 1

Llegamos a San Pedro de Atacama por la tarde. Ideal para toma de contacto y contrastar todos los tours que ofertan y ver la variedad de restaurantes que hay. En algunos sitios tan turísticos la comida de los restaurantes suele dejar mucho que desear pero San Pedro nos sorprendió gratamente. Todos los sitios donde comimos servían comida de excelente calidad a precios muy razonables.

Día 2

El primer tour que hicimos fue el más largo, dura todo el día e incluye Piedras Rojas, el Poblado de Toconao, el gran Salar de Atacama, la Laguna Chaxa, las lagunas de Miscanti y Miñiques y el Valle de Jere. El trayecto es bastante largo pero las vistas durante el viaje son realmente impresionantes. No puedes despegar los ojos de la ventana.

Este tour incluía una comida en el pueblo de Toconao que te la venden como una experiencia única porque se cocina todo con productos producidos en el propio pueblo (es uno de los pocos pueblos autosuficientes del mundo según nos contaron) pero el resultado es terrorífico. Un arroz insípido, un pollo que muchos ni se atrevieron a probar y bebidas almacenadas en unos bidones junto a un cartel gubernamental que reza algo así como ‘Acabemos con la tuberculosis’. Muy apetecible.

Día 3

El segundo día incluye un madrugón de los buenos. Decidimos ir a los Geysers del Tatio, también con un tour organizado, que nos recoge a las 5 de la mañana en la puerta del hotel. El trayecto no es muy largo y no se ve prácticamente nada porque es completamente de noche. Según vas llegando a los Geysers se hace de día y una vez allí, con unas vistas de película, casi todos los tours preparan una mesa con desayuno que incluye pasteles, pan, jamón de york, queso, mermelada, etc.

Los Geysers del Tatios es un campo de géiseres ubicado en los montes andinos del norte de Chile, a unos 4200 metros de altura (sí, hay gente que se marea un poco incluso vimos a una chica caer redonda al suelo, pero en nuestra opinión es una cosa más de autosugestión que una sensación real. Se puede respirar perfectamente). Es el grupo más grande de géiseres del hemisferio sur y el tercero más grande del mundo, tras Yellowstone en Estados Unidos y Kronotski en Rusia.

Los Geysers son impresionantes

Si vas por tu cuenta (no hace falta madrugar tanto) deberás tener mucho cuidado con las indicaciones. Ha habido varias muertes, la última (que obligó al complejo a repensar toda la seguridad de la zona) fue la de una turista belga que cayó en uno de los pozos y murió tras sufrir quemaduras en el 85% de su cuerpo. Con esto no queremos meter miedo, simplemente advertir de que hay que cumplir con las indicaciones a rajatabla.

Un poco más abajo de los Geysers el ‘tour’ para en un micro pueblo en el que podrás degustar una brocheta de carne de Llama. Así tal cual. Estas brochetas son un auténtico éxito y eso que a la hora que para ahí el tour no son más de las 9.30 de la mañana.

A la vuelta nos dio tiempo a comer (sobre las 13.30) y descansar un rato antes de iniciar la siguiente excursión. El Valle de la Luna y el Valle de la Muerte. Cuando son las 4 de la tarde en San Pedro de Atacama con unos 38 grados lo último que te apetece es ir a caminar por estos parajes desérticos pero una vez allí te das cuenta de que merece la pena. Paisajes únicos y un atardecer mágico.

Para rematar el día te recomendamos hacer un tour astronómico. Te ofrecen muchos en la Calle Caracoles. Nosotros contratamos una empresa que se llama Atacama Mística y la experiencia fue de las que te marcan para siempre. Nos dijeron que hay varias empresas que dan un servicio similar y los precios son bastante parecidos. Así que como siempre hay que guiarse un poco por el instinto.

Excursiones de todos los tipos

Para esta excursion te recogen a las 22.00 horas y te llevan a un recinto a las afueras de San Pedro donde tienen instalado un telescopio. Allí te explican las constelaciones con un puntero láser de gran alcance y te dan una copa de vino o un pisco sour. Luego te hacen una foto con el cielo estrellado de fondo y es realmente espectacular. De vuelta a las 00.30, si te queda algo de fuerza puedes mirar las estrellas desde tu hotel.

Día 4

Vuelta a Calama y de ahí, vuelo a Santiago de Chile con LATAM otra vez. Si vas con tiempo y el vuelo anterior al tuyo tiene plazas libres es posible que te metan en ese. A nosotros nos pasó y fue una sorpresa final de lo más agradable.

Curiosidades en SanPedro de Atacama

El ChelaCabur.
Un bar en el que venden todo tipo de cervezas (y en el que puedes pedir que te traigan pizzas del restaurante italiano de al lado. Estaban buenísimas). El ambiente es de lo más pintoresco y tendrás un contacto real con gente que vive ahí todo el año.

Los perros (o quiltros).
Hay perros por todas partes. Entran en los bares como Pedro por su casa, te acompañan, te piden comida. Detodo y de todas las razas, parece la Feria del Perro por la gran variedad.

Uno de los perros de San Pedro de Atacama esperando a que le caiga algo.

La marihuana en San Pedro de Atacama.
Si quieres que la experiencia sea realmente mística no tendrás problema en encontrar la hierba de la risa. Te van a ofrecer… y si no te ofrecen y quieres, pregunta a los músicos que veas por la calle.

Si no quieres perderte este tipo de ofertas síguenos en Facebook. Somos una web nueva pero prometemos traerte las mejores oportunidades para viajar:



Booking.com

Algunas fotos extra:

Montaña de quinoa.

Unas vicuñas comiendo tranquilamente.

Un Geyser a todo trapo.

Una zorra en medio del secarral. Así tal cual.

El impresionante Salar de Atacama.

Last modified: febrero 19, 2018